Skip to content

Pánico a Volar Capítulo 2, Parte 3

avion

Ahora bien ¿Que tipo de padres, especialmente de madre ha tenido Ud. ?,¿ Reconoce a sus padres en alguno de estas descripciones?.

Tal vez Ud. responda…  Si,  está bien, mis padres no eran muy cariñosos pero tampoco fue para tanto…y sin embargo, tal vez sí lo fue, tal vez ese pequeño o esa pequeña que era Ud. muchos años atrás necesitaba una contención física y emocional para calmar su angustia y su inseguridad que no recibió. Y entonces aprendió que nadie iba a apoyarlo en su vulnerabilidad.

El abandonarse a la sensación de desamparo no era precisamente lo que le iba a permitir continuar sobreviviendo, y avanzando en la vida. Por consiguiente, a pesar del enojo que le generaría la frustración de no encontrar la respuesta que necesitaba, y a pesar de la depresión que le traería el hecho de volver la agresión contra Ud. mismo -ya que tanto la depresión, como las culpas, no son sino una agresión que al no poder ser exteriorizada, quizás por miedo a producir una respuesta de mayor agresión aún, se vuelve en contra quién la experimenta- a pesar de todo esto , Ud. aprendió a sobreponerse apoyándose en la única persona con la que podía contar plenamente: Ud. mismo.

Por supuesto que es bueno tener confianza en uno mismo pero la forma en que esta confianza se genera no es forzándola, lo que la transforma en una pura carcaza sin sustento sino que, por el contrario, esta confianza tiene una base sólida cuando se deriva de la internalización de figuras parentales que han sido confiables. Es decir, si su papá y su mamá le han brindado a Ud. confianza y seguridad, lentamente Ud. va a ir actuando con Ud. mismo de la misma forma que ellos actuaron con Ud. ya que de la misma manera que la leche materna pasa a formar parte del organismo del hijo, lo que se mama psicológicamente pasa a formar parte de su psiquismo.

Cierre los ojos y retroceda en el tiempo hasta su infancia, a la época en la que no contaba Ud. más de 10 años de vida. Regrese con su mente a la casa que habitaba, con sus sonidos, sus olores, sus luces y sus sombras. Intente recrear mentalmente la atmósfera del lugar y dese cuenta qué sensaciones despierta ésto en Ud.

-Es Ud. un niño feliz?

-Su sensación básica es de bienestar o, por el contrario, se siente inquieto y angustiado?

-Cómo son las personas que lo rodean?

-En quién confía Ud?

-A quién recurre por afecto?

-Hay alguien que no le está brindando lo que Ud. necesitaría?

-Hay alguien que le está ofreciendo más estímulos de los que Ud. precisa?

-Quién y por qué?

No descalifique nada de lo que aparece en su mente y trate luego de volcar todo lo que le pasa por su cabeza al papel. Esto lo ayudará tal vez a clarificar ciertos puntos y a entenderse un poco más a Ud. mismo.

Published inFobia a Volar

Be First to Comment

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *